El oso panda: conociendo más a fondo al Ailuropoda melanoleuca

El oso panda: conociendo más a fondo al Ailuropoda melanoleuca

El oso panda, también conocido como panda gigante, es un mamífero del orden de los carnívoros. Es una de las especies que está en peligro de extinción, ya que la raza está muy localizada. Hoy en día hay 1000 ejemplares distribuídos en las selvas y 188 en cautividad. 

Historia:

Los primeros datos que se tienen de estos animales, se remontan al año 1869 en occidente, donde Armand David descubrió a estos bellos osos.  Un año más tarde, fueron descritos por el director del museo de ciencias naturales de París. Entre 1936 y 1946, 14 pandas fueron sacados de China por extranjeros. Posteriormente, quedó prohibido sacarlos del país. 

Apariencia: 

Las extremidades de los osos panda, nariz, orejas y alrededor de los ojos son negros. Parte de su espalda también es de este color. Todo lo restante, es de un color blanquecino. 

El peso de estos animales oscila entre los 100 y 115Kg. Respecto a la longitud, se encuentra entre 1.2 y 1.8 metros. 

Sus patas delanteras, en comparación con las traseras, son mucho más fuertes y musculosas. 

Comportamiento:

Por lo general, los osos panda son animales a los que les gusta la soledad. Tienen más actividad por las noches, y marcan su territorio mediante la orina, marcas de garras o hedores. 

A diferencia de otro tipo de oso, los panda no hibernan, pero sí que descienden de las montañas buscando lugares más cálidos. 

Alimentación: 

El 99% de la dieta de este mamífero se compone de Bambú. Aún así, también comen insectos, pescado, pájaros, pequeños roedores... 

Reproducción:

La madurez sexual la logran entre los 5 y los 7 años. 

El tiempo de cópula es muy corto, oscila entre los 30 segundos y los 5 minutos. 

El período de gestación tiene una duración de 5 meses, y dan a luz de una a dos crías, las cuales nacen completamente ciegas, blancas y pesando apenas 140 gramos. 

La vida promedio de estos animales es de entre 12 y 20 años.